caja madera

PROYECTO:

CAJA DE MADERA DECORADA.-

Vamos a acometer un trabajo en madera mas bien sencillo, la elaboración de una caja de madera decorada con taracea y fileteada en sus bordes.

Lo primero que tenemos que hacer es preparar el material que vamos a usar para nuestro trabajo:

Necesitamos una hoja de chapa taraceada, una tira de marquetería, cola blanca de carpintero, cola de contacto o pegamento, unas prensillas, y las piezas para armar el cajón que dará forma a la caja, en este caso son las siguientes:

2- piezas de 22 X 15 centímetros- tapa y fondo

2- “ 22 X 5 “ – frente y trasera

2- “ 13 X 5 “ – costados

estas medidas son orientativas y se pueden variar a gusto de cada uno

Bien, una vez tenemos todo dispuesto lo primero es armar la caja, para ello procederemos a encolar los costados a la base de la misma, con un biberón de cola blanca vamos dando esta a los costados a medida que los vamos colocando en su sitio.

Damos cola a la parte superior de los costados y ponemos la tapa, a continuación prensamos el conjunto sin clavar, ya que los clavos nos perjudicarían a la hora de cortar la tapa con el serrucho, operación que haremos después de chapear la caja.

Después de prensar la pieza, la dejamos así durante dos horas aproximadamente, le quitamos las prensillas y repasamos los costados de la caja de manera que nos queden uniformes y sin relieves, pues a continuación vamos a chapear la caja.

Bien una vez repasada la caja cogemos la chapa de taracea y ponemos la caja encima para ubicar el dibujo en el centro de la tapa marcamos un poco abundante y cortamos con un cutter, si la chapa es grande sacamos de la misma los costados y luego una vez cortado todo procederemos a dar cola de contacto, primero los dos costados, damos cola en la chapa y el costado a la vez y dejamos secar unos minutos, lo justo para que no se nos pegue a la mano al tocar con la misma.

Una vez secas ambas unimos haciendo presión fuerte para que las piezas queden bien pegadas y con el mismo cutter cortamos el sobrante, ay que tener cuidado al cortar pues la chapa puede ser quebradiza y romper por donde no queramos, lijamos y pasamos a dar cola al frente y trasera, pegamos y repasamos y por ultimo la tapa.

Recortamos bien todos los sobrantes y lijamos todo el conjunto sin emplearnos a fondo pues nos queda incorporar el fileteado de madera en los bordes.

Para encastrar el fileteado marcamos con una regla el ancho del mismo, luego con un cutter cortamos por la marca y dado que estamos en el borde, con el mismo cutter levantamos la chapa donde vamos a colocar la tira de marquetería, damos pegamento con cuidado y una vez seca la ponemos en su sitio y ejercemos presión para pegarla, al ser la primera que colocamos hacemos los ingletes en las dos esquinas después de pegar la tira, luego cogemos la siguiente hacemos uno de los dos ingletes y pegamos, cortamos el otro inglete y pasamos a la siguiente así hasta completar tres de los cuatro lados ya que la ultima tira debemos ingletarla por las dos cabezas antes de ponerla.

Una vez pegadas las tiras de taracea lijamos y repasamos toda la caja, echo esto marcamos el ancho de la tapa con una regla y procederemos a cortar la misma, de esta manera la caja ya empieza a tener su forma final.

Una vez abierta la caja en dos procederemos a chapear los cantos de la misma, para ello sacamos unas tiras del mismo material sobrante y cortamos medio centímetro mas ancho que el grueso del canto, damos cola en ambas piezas y vamos pegando de una en una haciendo ingletes en las cuatro esquinas.

Echo esto sacamos la cajas donde pondremos las bisagras, probamos a cerrar la caja con ellas puestas, sin atornillar aún, y luego lijamos la caja entera con lija del cien o algo mas fina 120-130, ya que a continuación pasaremos a darle barniz a la caja.

Una vez lijado le damos una mano de barniz fondo a brocha, dejamos secar y luego con una lija del 250 o superior lijamos las dos piezas, también podemos usar un taco de lija, si usamos este que sea el fino, después de lijar quitamos el polvo que queda en la superficie y

le damos una segunda mano que puede ser a brocha o a muñequilla, si sabéis usar la muñequilla yo recomiendo este método, pues queda mas fino el acabado.

Ya solo nos falta elegir el tipo de tela que queremos usar para forrar el interior de la caja, podemos usar un fieltro de los que vienen ya listos para pegar o un trozo de tela que tengamos por casa y nos guste para ella, en este caso usaremos un trozo de tela.

Para ello aplicaremos cola de contacto en todo el interior de la caja, y antes de que esta seque procederemos a ir poniendo la tela, estirando la tela para que no nos queden arrugas cortamos y ajustamos las esquinas y luego recortamos la tela sobrante.

Acto seguido solo queda poner las bisagras y listo ya tenemos nuestra cajita.

El interior se puede distribuir según el criterio de cada uno para ello usaremos unas cartulinas sobre las cuales pegamos tela del mismo color que el interior y le damos la forma que nos resulte mas útil.

Bien este es el resultado de nuestro proyecto espero lo disfrutéis,

 

Algunos modelos mas de cajas:

paloro1

 

Algunas aplicaciones de la taracea para muebles:
mueble
images (21)